lunes, 15 de julio de 2013

Reseña: Cazadores de Sombras los Orígenes 2: Príncipe Mecánico

Título: Cazadores de Sombras los Orígenes 2: Príncipe Mecánico
Título original: The Infernal Devices 1: Clockwork Prince
Autora: Cassandra Clare
Año: 2011
Editorial: Destino
Páginas: 464
Cubierta: Tapa dura con sobrecubierta
Precio: 17,95€

Sinopsis: Consciente del singular poder de Tessa, el Magister sigue tras sus pasos, dispuesto a acabar con los Cazadores de Sombras. Los culpa de una desgracia que destrozó su vida. 
Tessa, junto al bello y autodestructivo Will y el dulce y devoto Jem, iniciará un viaje que los llevará no sólo a descubrir la terrible tragedia de su enemigo, sino también el secreto familiar que esconde la verdadera identidad de la chica.

Opinión personal:
Después de releer la primera parte de esta trilogía me puse inmediatamente con esta segunda parte- que llevaba en mi estantería desde el día del libro más o menos- antes de que se me olvidase algún detalle importante de la parte anterior. Con Ángel Mecánico fresco no me resultó muy difícil empezar esta lectura e ir hilando la cosas.

Como dije en la reseña del anterior libro, Ángel Mecánico, los secretos que esconden los protagonistas son una parte clave de la trama, que parece ir a parte del objetivo principal: encontrar a Mortmain. Al igual que en la primera parte el secreto de Jem es lo único que se desvela y tiene gran importancia para el transcurso de los hechos, es en este libro en el que se va descubriendo un poco más sobre el secreto de William Herondale.

Sin duda, el final del libro anterior, con Will acudiendo a Magnus en busca de ayuda totalmente desesperado, me dio que pensar. Durante este libro Magnus se convierte en uno de los personajes clave que no solo, al igual que en el anterior, presta ayuda a los nefilim en el asunto de "dar caza" a Mortmain, si no a Will. Con la ayuda que presta a éste podemos ir descubriendo un poquito más del Cazador de Sombras y de su pasado. Todo lo que se va descubriendo en este libro ayuda a entender tanto el anterior como el comportamiento de Will en éste.




A pesar de conocer a Jem y a Will casi por completo diría yo- a no ser que Cassandra se guarde más información para el tercer libro- ,Tessa sigue siendo un gran misterio para mi. Su naturaleza es el gran misterio que hace que toda la trama tenga sentido. ¿Qué será Tessa? ¿Para qué la querrá Mortmain? Éstas son preguntas frecuentes que Tessa se hace a lo largo del libro, al igual que en el anterior, y que hacen que el lector se mantenga enganchado, y que desee leer el siguiente ya que la información que se va diciendo sobre Tessa está muy dosificada, por lo que supongo que será en Princesa Mecánica cuando se desvele todo- porque es el último libro y no queda otra-.

Dejando a Tessa como una de las grandes incógnitas de la saga, tenemos a Mortmain por otra parte. La información de los propósitos del antagonista de esta saga viene siendo más bien escasa, aunque es mayor que en el anterior. Tal y como he dicho con Tessa, espero que para Princesa Mecánica quede todo muy cerrado.

En este libro, a parte de los personajes principales se van incluyendo nuevos personajes y se da más importancia a personajes que en el primer libro parecían secundarios. En el caso de nuevas incorporaciones está Gideon Lightwood, hermano de Gabriel Lightwood. Los hermanos Lightwood así como el padre tienen una gran importancia para la trama de este libro y nos darán alguna que otra sorpresa. Otras nuevas incorporaciones son Aloysius Starkweather, Cyril Tanner o Bridget entre otros.

Mientras el instituto de Londres se ve en una profunda investigación sobre Mortmain, sus planes y su pasado, en medio de todo esto hay tiempo para el amor. El triángulo amoroso entre Will, Jem y Tessa puede ser uno de los que más me han afectado y más me han impresionado de todos los libros que he leído. Sin duda, este triángulo amoroso es mucho más impredecible que el de la saga antecesora, compuesto por Jace, Simon y Clary. Para mí esto es así porque me es imposible decantarme por Will o Jem, al igual que Tessa. Sin duda la elección en este triángulo amoroso no es solo complicada porque los dos protagonistas sean perfectos, cada uno a su manera, si no por el miedo a romper una relación tan fuerte como la suya.

Cassandra, como en todos sus libros no deja de sorprender con cada paso que da. Esto convierte las últimas 100 páginas del libro en las más sorprendentes en las que podemos encontrar la respuesta a muchas de las dudas planteadas durante el libro y además muchas sorpresas- yo sinceramente me quedé en shock con muchas de las cosas que pasaban en esta parte del libro, aunque supiese alguna, me siguieron sorprendiendo igual-. 

A pesar de todo, el libro sigue contando con su humor y su ironía particular propia de esta saga, que combina con grandes dosis de acción, intriga y amor.

-Compensación- dijo Jem de repente mientras dejaba la pluma que tenía en la mano.
Will lo miró confuso.
-¿Es un juego? ¿Soltamos la primera palabra que se nos ocurra? En ese caso, la mía es "genufobia". Significa un miedo irracional a las rodillas.
-¿Y cuál es la palabra para un miedo perfectamente racional a los idiotas molestos?- preguntó Jessamine.

Aunque el dicho diga "segundas partes nunca fueron buenas", Cassandra ha conseguido con esta segunda parte de la trilogía de los orígenes, un libro que me ha gustado mucho más que el primero. Y, como es normal, estoy deseando empezar a leer el final de esta saga que viene de la mano de Princesa Mecánica, que espero que me guste más incluso que éste.

Valoración: 

¡PERFECTO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión forma parte de Mi Caja Mágica, deja un comentario en ella :D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...